Cómo organizar una boda

¿Cómo empezar a organizar una boda?

Cuando una pareja se promete, el siguiente paso natural en la relación es comenzar a organizar la boda. Te damos algunas claves para ponerte en marcha.

 

Primeras decisiones sobre la boda

Antes ni siquiera de coger el teléfono y llamar a proveedores —entre ellos, el organizador de boda o wedding planner si lo vas a contratar— hay algunos aspectos que pactar con tu pareja:

Día y hora de la boda. ¿Tienes predilección por una fecha en concreto o un mes? Determinar la fecha con al menos un año de antelación suele ser lo recomendado. Solo así nos podemos asegurar de que todos los proveedores cuenten con disponibilidad y puedas elegir realmente a los que quieres en tu boda.

Tipo de ceremonia. ¿Por lo civil o por la iglesia? Este detalle es mucho más importante de lo que se piensa porque implica también decidir quién va a intervenir y de qué forma.

Lugar de la ceremonia. Una boda en una parroquia o una catedral implica hacer la reserva con mucha antelación. En algunas incluso hay lista de espera.

Lugar del banquete. Esta es una de las decisiones más importantes a tomar. Si tienes algunas ideas, valora y visita para tomar la mejor decisión.

Presupuesto total. Conviene hacer números y establecer cuál es el presupuesto límite para la boda. Con el servicio de wedding planner o sin él, este detalle marcará todo lo demás y será una referencia a la hora de tomar cada decisión.

Lista aproximada de invitados. Puede que te cueste definir un número final de invitados, pero una orientación bastará. Este detalle será de gran utilidad para ver si el lugar de celebración se adapta o no a tus necesidades. ¡Y, ojo, si tu presupuesto va bien o necesita crecer!

Ideas de boda. Antes de que inicie toda la vorágine de organizar una boda, encuentra un momento para ti y tu pareja. Trata con ella de acordar qué queréis y qué no bajo ningún concepto. Solo vosotros tenéis la última palabra.

Contratar o no a un organizador de bodas. Llega el momento de decidir si camináis solos —con todo lo que conlleva organizar una boda— o preferís dejarlo en manos de profesionales. Puedes echarle un vistazo a las razones por las que contar con un wedding planner.

 

Antes de comenzar todo, un pequeño consejo: anticípate tanto como puedas. Si tienes un año por delante, estupendo. Es el margen ideal para empezar a buscar catering para bodas, fotógrafo, lugar de celebración…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *